¿Qué es una iluminación saludable?

26 / 06 / 19

Iluminación enfocada en el ser humano

Gracias al surgimiento de Human Centric Lighting (HCL), la iluminación centrada en el ser humano, buscamos tomar ventaja de los avances tecnológicos para diseñar sistemas de iluminación inteligentes que recreen las condiciones de iluminación naturales que tenemos durante el día.

El propósito del HCL es el de mejorar nuestra salud, nuestro bienestar y nuestro desempeño en cada espacio que habitamos, donde lo ideal sea que nos tomemos ese café en la tarde por gusto y no para mantenernos despiertos.

Además, implementando Human Centric Lighting ayudamos a reducir nuestra huella de carbono y a maximizar el uso que le damos a la luz natural a la que estamos expuestos.

La luz y la salud

La relación entre la luz y la salud es una de gran importancia, en donde la iluminación tienen un impacto significativo en nuestra biología humana.

Actualmente muchos de nosotros, nuestros cuerpos están confundidos, no saben cuando es de día o de noche, esto es porque durante el día no recibimos gran parte de la luz natural a la que estaríamos expuestos al aire libre.

Mientras que por la noche, cuando se supone que no debemos estar expuestos a ninguna luz azul, nos exponemos a grandes cantidades de luz azul.

A nivel biológico esto es lo que ocurre, cuando la retina envía información sobre los niveles de luz que hay en nuestro entorno al reloj biológico, esta información puede desencadenar múltiples reacciones en nuestra biología.

Reacciones como la secreción de melatonina, la producción de hormonas, la digestión, el aumento o la disminución de la fuerza muscular, la regulación de la temperatura corporal y la respuesta del sistema inmune: todo responde a nuestro reloj biológico.

La realidad de nuestros cuerpos es que todo se rige por las señales de la luz en el entorno en el que nos encontramos y cómo esta luz se sincroniza con el reloj interno de nuestros cuerpos.

Una iluminación saludable

La iluminación saludable va de la mano con la oscuridad saludable, nuestro sistema biológico necesita un contraste, un contraste entre la luz a la que estamos expuestos durante el día y la oscuridad a la que estamos expuestos durante la noche.

Apaguemos las luces de nuestro hogar conforme se acerque la hora de dormir, lo ideal es que dos horas antes de acostarse, eliminemos el uso de las pantallas (televisión, celular, computadora, etc.).

Durante el día, si podemos pasar aunque sean al menos 15 minutos al aire libre, hagámoslo, esta exposición a la luz de alto nivel que puede regular nuestro ritmo circadiano, para que podamos dormir mucho mejor por la noche y ser más productivos durante el día.

En CONSTRULITA creemos que la iluminación del hoy y del mañana es la que se centra en el ser humano y su bienestar y salud, un futuro de soluciones de iluminación que ayuden a las personas a sentirse mejor  y más saludables.