Evolución de la Luz: La luz entonces y la luz ahora.

7 / 08 / 18

En CONSTRULITA sabemos que somos parte de una industria con una gran historia, que está en constante evolución y que hoy en día está en constante innovación para llevar luz a todos los espacios de una manera verde, eficiente y duradera.

Creemos que es importante conocer de dónde viene lo que hacemos para poder tener claro hacia dónde nos dirigimos. A continuación les platicamos un poco de la evolución de la luz a través del tiempo.

Antes de que pudiéramos tener fuentes de luz artificiales solo teníamos la luz del Sol, nuestra mayor fuente de luz, la cual a través de los tiempos la arquitectura se ha encargado de usarla para iluminar espacios de forma natural y resaltar la belleza del diseño arquitectónico, si prestamos atención a nuestro alrededor podemos ver la tendencia a espacios abiertos que maximicen la luz del Sol que entra.

Con el descubrimiento del fuego llega el uso de antorchas como las primeras luminarias para iluminar los espacios que habitamos, los cuales posteriormente se iban a iluminar con velas hechas de cera de abeja y otros materiales.

Al trasladarnos varios siglos hacia adelante en el tiempo llegamos a 1790, año en el que la lámpara de gas llega a las calles de Inglaterra y Estados Unidos, estas lámparas funcionan a base de gas metano, acetileno, butano, propano, hidrógeno y gas natural, eran la vanguardia de la tecnología de la luz en aquel momento. El crecimiento en el uso y la infraestructura de las lámparas de gas era una indicador de la modernidad de esa época.

Casi 100 años más tarde, en 1879 llega la invención de uno de los nombres más famosos en la historia de la luz, el inventor Thomas Alba Edison, quien inventó la bombilla de luz incandescente y la infraestructura para convertirla en estándar de iluminación exterior e interior, estableciendo a la electricidad como la principal fuente de luz.

Con la llegada del siglo XX, las bombillas de luz incandescente son desplazadas por la llegadas de los luminarios de alta intensidad de descarga (HID), las cuales serán más eficientes que sus antepasados y aprovechan la infraestructura ya existente. Estos luminarios eran los fluorescentes, los de vapor de mercurio, sodio y halogenuro metálico.

Llegamos a la década de 1960 y es aquí donde nos encontramos con Nick Holonyak, inventor de la primer luminario LED (Light Emitting Diode) y con ello llega lo que se conoce como Luz de Estado Sólido (SSL), lo cual se refiere a la luz que es emitida usando un semiconductor y no un filamento como tecnologías más viejas.

Es en el siglo XXI que los luminarios más prometedores son las luminarios LED, los cuales tienen un gran retorno de inversión, una vida útil que es 2 a 4 veces más larga que otras tecnologías, produciendo luz intensa de alta calidad y siendo los más eficientes.

Es por eso que en CONSTRULITA creemos que conocer la historia nos ayuda a ver hacia donde apunta el futuro, sabemos que el luminario LED es el futuro de la iluminación y que los luminarios LED inteligentes con ayuda del Internet of Things (IoT) son el futuro de la iluminación de nuestros espacios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *