¿Qué es Dim to Warm?

3 / 08 / 18

También conocido como Warm on Dim o Warm Dimming, Dim to Warm es una tecnología de atenuación LED que reduce la temperatura de color conforme se disminuye el flujo luminoso, ofreciendo luz más cálida conforme se disminuye el nivel de iluminación.

Los dimmers o atenuadores son una parte esencial de un proyecto de iluminación gracias a que permiten generar distintos escenas utilizando un mismo conjunto de luminarios y también porque estos dispositivos son una manera muy efectiva de reducir significativamente el consumo eléctrico y con ello gasto financiero que representa.

Para la industria de iluminación en estado sólido, la atenuación de fuentes luminosas LED ha sido un reto en la que también los fabricantes estamos involucrados. Para enfrentar la demanda de los profesionales de iluminación que requieren lámparas y luminarios LED atenuables cada vez más eficientes, existen algunos retos importantes entre los que destacan el desarrollo de drivers, la compatibilidad con los atenuadores de distintas marcas y la reducción del parpadeo (flicker).

Muchos de los atenuadores profesionales son dispositivos bastante complejos, que en muchos de los casos tienen otras funciones además de controlar la intensidad de la luz, algunos permiten configurar el tiempo de apagado a través de un temporizador e incluso controlar la iluminación a distancia.

Aunque la compatibilidad entre las fuentes luminosas y los atenuadores es crucial para esta tecnología, la posibilidad de la atenuación cálida depende de la ingeniería del equipo de iluminación, pues la fuente luminosa es la encargada de hacer el cambio gradual de temperatura de color. Por su parte, la elección de un dimmer compatible asegurará una transición suave sin el desagradable efecto de parpadeo.

La atenuación cálida es una de las características más valoradas de las lámparas incandescentes y halógenas, que además de atenuarse fácilmente producen una luz más cálida conforme se reduce el flujo luminoso. En el caso de la tecnología LED, su implementación es una consecuencia de la llamada luz dinámica y la mejora en la calidad de luz que ofrece.

Sin embargo, la correlación entre el flujo luminoso y la temperatura de color es algo que nuestro cuerpo reconoce de manera natural y que la biología circadiana se ha encargado de visibilizar de manera más reciente. La mayoría de los equipos que cuentan con esta tecnología permiten atenuar en un rango entre 100%-10% para lograr temperaturas variables, dependiendo del equipo, que están entre los 3000 y 1800K.

Dependiendo del sistema, esta función de atenuación puede lograrse con un atenuador convencional de fase corta. Sin embargo, en el caso de proyectos más complejos, también es posible obtener una mayor calidad de regulación al utilizar sistemas de control con protocolos como DALI o a través del uso de equipos Zigbee.

La capacidad de transformar el entorno y regular simultáneamente la temperatura de color y la intensidad de la luz es la apuesta de la tecnología Dim to Warm, lo hace una herramienta ideal para implementarlo en distintos tipos de proyectos, desde espacios habitacionales multifuncionales hasta centros de trabajo con un balance adecuado entre salud y productividad.

Nuestro cuerpo responde de manera distinta a la temperatura de color y a las variaciones entre luz y oscuridad a lo largo del día. De esta manera podemos entender que la luz dinámica y la atenuación cálida no representan una sofisticación tecnológica superficial, sino que representa un mejor entendimiento de la relación entre la luz y nuestro organismo.

En CONSTRULITA comprendemos las necesidades de los profesionales. Sin importar la escala o el tipo de proyecto, nuestros especialistas podrán asesorarte para encontrar la mejor solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *